Centroamérica es un socio comercial atractivo y con potencial, según informe del CEIE

El mayor intercambio permitió reducir el déficit comercial de los centroamericanos frente a terceros mercados

En 2016 Centroamérica ha mostrado señales de recuperación en el comercio con terceros que, unidas a un crecimiento económico superior a la media latinoamericana, permiten decir que la región es un socio comercial “atractivo” y con “potencial”, conluye un informe regional divulgado hoy.

El escrito, titulado “Pulso Regional: Revisión de la evolución del comercio para Centroamérica a 2016”, destaca una mejora en la situación de las exportaciones del pasado año, con una variación del -0,7 % en comparación con 2015, cuando habían caído un -7,3%, a causa de un repunte en mercados tradicionales como Estados Unidos, la Unión Europea y México.

El informe fue publicado este jueves por el Centro de Estudios para la Integración Económica (CEIE) de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (SIECA) y la Federación de Entidades Privadas de Centro América, Panamá y República Dominicana (FEDEPRICAP), que preside Guatemala.

El mayor intercambio permitió reducir el déficit comercial de los centroamericanos frente a terceros mercados y ese repunte en las exportaciones hacia socios claves, en conjunto con el dinamismo de las exportaciones hacia Taiwán y Japón, permitieron compensar caídas en las exportaciones hacia Corea del Sur, Venezuela, Puerto Rico, Canadá y República Dominicana.

Las principales mercancías exportadas hacia Estados Unidos en 2016 fueron las bananas y plátanos, que concentraron el 17 % de las exportaciones; los instrumentos de medicina, cirugía, odontología o veterinaria, con 15,1 %; el café y sucedáneos, con 9,3 %; los dátiles, higos, piñas, aguacates, guayabas, mangos y mangostanes con 5,5 % y el oro en bruto semi-labrado o en polvo con el 5 %.

Costa Rica es el mayor exportador regional de bienes a Estados Unidos, con 41,8 % del total exportado en 2016; le siguen El Salvador con 16,0 %; Honduras con 15,6 %; Guatemala con 15,1 %; Nicaragua con 10 %; y finalmente Panamá con 1,4 %.

A la Unión Europea destacan las exportaciones de café y sucedáneos con el 21,6 %, las bananas y plátanos con 15,5 %; los dátiles, higos, piñas, aguacates, guayabas, mangos y mangostanes con 9,5 %; el aceite de palma y sus fracciones, con 9,1 %, y los instrumentos de medicina, cirugía, odontología o veterinaria con un 9 %.

Costa Rica también es el principal exportador de mercancías hacia la UE con 48,7 % del total; le siguen Honduras con 22,7 %; Guatemala con 15,5 %; Nicaragua con 5,0 %; Panamá con 4,4 %, y El Salvador con 3,7 %.

Según el documento, el patrón de exportación de Centroamérica hacia Estados Unidos y la Unión Europea goza de cierta “similitud a nivel de la composición de familias de mercancías que forman la oferta regional”.

Mientras que el comercio con México se caracteriza por “una menor predominancia de los productos de exportación más tradicionales de la región”.

Las exportaciones centroamericanas hacia México fueron lideradas por el aceite de palma y sus fracciones que concentran el 25,2 % del total exportado a este país; los crustáceos refrigerados, secos y salados con 7,1 %; los aceites de coco con 6,5 %; el café y sucedáneos con 4,4 % y el caucho natural con 3,8 %.

El mayor exportador centroamericano a México es su vecino del sur, Guatemala, con 36,9 % del total; y le siguen Costa Rica con 32,6 %; Honduras con 14,5 %; Nicaragua con 9 %; El Salvador con 6,2 %; y Panamá con 0,8 %.

El estudio concluye que Estados Unidos continuó siendo el principal socio de Centroamérica con el 49,7 % de las exportaciones extrarregionales y el 39,7 % de las importaciones desde terceros socios, seguido de la UE, mercado receptor del 22,6 % de las exportaciones y de procedencia del 9,6 % de las importaciones.

La recuperación de las exportaciones hacia estos dos destinos y también a México, -que en su conjunto representan 76,4 % de las exportaciones extrarregionales-, permitió a Centroamérica tener un mejor desempeño exportador en comparación con el año anterior.

Fuente: Revista Summa