Top

Icefi rechaza ley transitoria para regular situación tributaria aprobada en El Salvador

El Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (Icefi) expresó su rechazo a la ley transitoria para regularizar la situación tributaria de los contribuyentes y facilitar el pago de obligaciones tributarias a favor del Estado, que aprobó la Asamblea Legislativa de El Salvador el pasado 1 de junio.

A juicio de la entidad, esta contiene una amnistía fiscal injusta y disposiciones legales que debilitan la administración tributaria salvadoreña, al tiempo que otorga privilegios fiscales por lo que pidió al presidente del país, Salvador Sánchez Cerén, vetar dicho decreto.

A pesar de que en su postura, el instituto consideró necesario regularizar a muchos contribuyentes y facilitarles el pago de sus obligaciones tributarias, el organismo destacó que en ningún caso este objetivo debe justificar medidas injustas o ilegitimas que dejan en desventaja a los contribuyentes honestos y cumplidos que realizaron el esfuerzo de pagar sus impuestos a tiempo y de forma íntegra.

Entre otros puntos, el Icefi señaló que el marco regulatorio fue aprobado sin el debido estudio del Ministerio de Hacienda, por lo que recalcó que la propuesta debe analizarse con criterios técnicos, evaluando los efectos positivos y negativos que tendrá su aplicación.

Para la institución es grave y dañino además que el decreto contenga tasas especiales del impuesto sobre la renta (ISR) inferiores a las de carácter general, que se aplicarán a los contribuyentes que no hayan presentado sus declaraciones oportunamente, con lo cual se viola los principios de equidad y justicia tributaria, otorgando un régimen privilegiado para los que no cumplen con sus obligaciones, mientras que al resto se les aplica el régimen general con tasas más altas.

Asimismo, la ley aprobada exonera del pago de multas e intereses y otorga otros beneficios a los contribuyentes morosos, otra medida injusta que golpeará la moral de los contribuyentes puntuales.

Aparte de eso, el organismo considera que la ley redundará en la falta de equidad al establecer un piso de $500 del monto que deberá pagarse durante la regularización, situación que, de concretarse, constituirá un tratamiento fiscal regresivo para los pequeños contribuyentes pues los podría dejar afuera de este decreto, dejando en evidencia un tratamiento diferenciado que beneficiará especialmente a los grandes contribuyentes.

Por todo lo anterior, la institución hizo un llamado al Ministerio de Hacienda de El Salvador para que presente una hoja de ruta con la que, sin recurrir a medidas ilegítimas, se logre la regularización de los contribuyentes, así como el combate de la evasión y otras formas de fraude fiscal, como un elemento de la discusión en favor de alcanzar un acuerdo fiscal integral para superar la delicada situación que atraviesan las finanzas públicas salvadoreñas.

Fuente: El Economista.net
No comments yet.

Deja un comentario